; charset=UTF-8" />
TODOS LOS AÑOS EN URUGUAY MAS DE 4400 BEBÉS NACEN ANTES DE TIEMPO.
LA PREMATUREZ ES LA PRIMERA CAUSA DE MUERTE EN EL PRIMER AÑO DE VIDA DE UN NIÑO EN URUGUAY.
El FONDO ROSADO FUE CREADO HACE CINCO AÑOS PARA APOYAR Y FINANCIAR DIFERENTES PROGRAMAS RELACIONADOS CON LA PREVENCION Y TRATAMIENTO DE LA PREMATUREZ Y SUS CONSECUENCIAS.

“una campaña que se anima ver el futuro color rosa”

JULIA

Julia pesaba 680 gramos al nacer.
Después de 10 semanas pudo respirar sola, sin cables ni nada!
Por primera vez no estaba atada a su incubadora y pudimos ver su carita entera.
Juan, papá de Julia. (26 semanas, 680 gramos.)

PABLO

Pablo pesaba 940 gramos al nacer.
El regalo mas lindo y la alegría mas grande fue el día que lo pude tener a upa.
Lo sacaron de la incubadora y con cables y todo me lo pusieron en mi pecho.
El entraba en mi mano de tan chiquito, pero era tan perfecto y hermoso.
Empezó a ronronear como un gatito, abrió sus ojos, y me miraba como si quisiera decir “ se que estoy con mi mamá”.
Es un momento que no olvidare jamás!
Rosa, mamá de Pablo. (30 semanas, 940 gramos.)

TOMÁS Y JONATHAN

Tomás y Jonathan nacieron pesando 1500 gramos y 1480 gramos.
Nosotros podíamos mirarlos, a veces tocarlos con un dedo pero no podíamos tomarlos ni un ratito en brazos.
Sus pulmones sufrieron mucho y tuvieron que luchar tanto para sobrevivir!
Eran tan tan flacos que sus bracitos tenían el tamaño del pulgar de su abuelo Carlos.
Podíamos ver especialmente que Tomás estaba muy enojado con su situación e intentaba todo el tiempo sacarse el tubito que tenia en su nariz para su alimentación.
Una admiración especial para estos dos hombrecitos que decidieron salir sanos de esta situación.
Cada día se mejoraban un poquito.
Ana, abuela de Tomás y Jonathan. (31.5 semanas, 1500 y 1480 gramos)

MARIA

María pesaba al nacer 1065 gramos.
Finalmente llegó el día que pudo venir con nosotros a casa.
Ella pesa ahora 2621 gramos y tiene 11 semanas.
Ya no precisa mas ayuda ni aparatos para respirar.
De repente estamos los 3 solos, fuera del hospital estamos super nerviosos.
No hay ninguna enfermera que nos pueda decir como paso la noche o si comió bien, o porque llora, por suerte funciona el instinto materno.
Cuando nuestra Chiquita esta acostada en su camita, en su propia casa, entendés porque valió la pena aguantar tanto sufrimiento.
Natalia y Facundo papás de Maria. (26 semanas, 1065 gramos.)

La vida bienvenida

Desde el primer día que entré al Hospital Pereira Rossell lo sentí debajo de mi piel, el olor penetrante, los sonidos del CTI, las emociones que se perciben en el aire, y la dedicación completa de doctores, enfermeras y todas las personas que trabajan allí para darle la bienvenida a la vida. La sensación de entrar a un mundo absolutamente íntimo, donde se funden el día y la noche.

Un nacimiento es mágico cuando todo va bien, pero también existe el filo tan finito entre la vida y la muerte cuando la llegada de un bebé se complica. Algunos bebés prematuros llegan a quedarse hasta meses en el CTI. Esas mamás sin recursos, viven este tiempo completamente aisladas de su mundo, algunas entregadas a su bebé para salvarlo, otras demasiado jóvenes para superar esta difícil prueba de la vida.

Al principio todos los bebés me parecieron muy parecidos, pero en la medida que empecé a fotografiar, enfocando los diversos perfiles, momentos, detalles y situaciones, durante días y noches, fui descubriendo la personalidad y la historia de cada uno .

Estoy agradecida de haber tenido la oportunidad de hacer este trabajo, que me dejaron entrar aunque sea un ratito en este mundo que nos permite mostrar de cerca lo que está sucediendo. Agradezco a la Dirección, a todos los funcionarios del Hospital Pereira Rossell, y a la Fundación Álvarez Caldeyro Barcia por haber podido hacer este trabajo fotográfico que resultó ser tan especial.

Quiero agradecer especialmente a las mamás y sus bebés que esta vez son los verdaderos protagonistas.

Ir por Boulevard Artigas, y pasar por el Pereyra Rossell no será lo mismo, cambió para siempre.

Susette Kok.

Logros

Hogar de Madres
Desde el comienzo a la fecha se alojaron en el Hogar de Madres más de 1500 mamás de bebés recién nacidos. Su estadía oscila entre una semana a varios meses según la evolución del bebé.
En el marco de un Convenio de RSE con SEMM, el 100% de los bebés prematuros que viven en Montevideo que son dados de alta luego de pasar por el Hogar de Madres, reciben servicios médicos domiciliarios gratuitos durante el primer año de vida (etapa de mayor riesgo para los bebés prematuros).
Desde Julio de 2010 el Hogar se encuentra financiado en su totalidad por la Fundación Álvarez Caldeyro Barcia, quien creó y gestionó el Hogar desde su nacimiento.
Haber logrado la auto sustentabilidad del Hogar es parte vital de nuestra filosofía. Para lograrlo el Fondo Rosado no solo brindo apoyo financiero, sino también capacitación técnica. Esto nos permite avanzar hacia nuevos objetivos, entre los cuales se encuentra repetir la experiencia del Hogar de Madres en el interior del país.
El Hogar Madres del Hospital Pereira Rossell cuenta con un equipo sólido de profesionales comprometidos con la continuidad del mismo. Hoy las madres gozan de un lugar seguro y placentero con cuidados y educación las 24 horas del día.

En 2009 El Fondo Rosado logró que se declare al día 9 del 09 del 2009 como Día Nacional de Prevención de la Prematurez y así dar los primeros pasos en educación y prevención de la prematurez (ver 09/09/09). La repercusión de la campaña mostró la necesidad de trabajar el tema en el interior del país.
Pequeñas comunidades sin muchos recursos que ya están trabajando en mejorar la calidad de vida de los bebés y sus familias nos alentaran a tratar de dar luz a todo el país.

Si usted quiere seguir apoyando al Hogar de Madres por favor contacte directo con: www.fundacionalvarezcaldeyrobarcia.org

Otros logros

Donación de un equipo láser con el cual se previene la ceguera de los bebes prematuros del Hospital. El 100% de los bebés internados en el CTI son controlados a diario habiéndose logrado reducir en forma significativa una de las consecuencias más severas de la prematurez.

Donación de 5 lámparas de fototerapia para el Servicio de Recién Nacidos del Hospital Pereria Rossell. Los equipos son imprescindibles para el tratamiento de la ictericia neonatal, evitando la encefalopatía bilirrubina.

Desde el 2006 al 2008 Fondo Rosado financió dos profesionales médicos para reforzar el área de Otorrinolaringología con el objetivo de mejorar la detección precoz y tratamiento de la sordera en bebés prematuros. Además de haber logrado reducir las consecuencias de esta enfermedad, hoy ambos médicos forman parte de la cartilla profesional de planta del Hospital y son obligatorios por ley estos exámenes para todos los bebés recién nacidos.